Jardín de los cedros

«Para un cristiano, memoria e identidad son inseparables».

Un espacio sagrado para:

acoger de un modo digno y cercano las cenizas de nuestros difuntos.

Orar y recordar,

y llevar al recogimiento.

Requisitos: